El desmonte consiste en la remoción de raíces, desechos, basura, madera podrida, escombros, árboles (en caso de estar autorizado en la zona) etc. Los cuales se necesitan quitar para que se realice lo proyectado en los planos arquitectónicos.

Después continua el despalme, que es la extracción y el retiro de la capa superficial de un terreno natural, que por sus características es inadecuado para la construcción de terracerías.


Para realizar el desmonte y despalme se usan máquinas para el movimiento de tierras, que se caracterizan en lo general por ser equipos autopropulsados, que realizan funciones como soltar y remover la tierra, elevar y cargar la tierra en vehículos,


Estos equipos se usan para la construcción de carreteras, caminos, ferrocarriles, aeropuertos, obras hidráulicas, edificaciones, etc.


Si necesitas que tu proyecto sea una realidad, no dejes de llamarnos a Grupo Luximia.