Las cifras a veces son crudas y es precisamente el elevado número de muertes (más de 300 a finales del siglo XX) en la operación de excavadoras y retroexcavadoras,  que se ajustaron las medidas de seguridad para manejar esa maquinaria pesada  en Estados Unidos y las cuales también son útiles en la industria de la construcción en México.

 Aquí algunos consejos útiles para operadores:

1.  Ajustar y aplicar las recomendaciones del fabricante de la maquinaria, reforzado con una capacitación para su uso, aunque el operador y sus auxiliares tengan muchos años de experiencia. Además se debe evaluar la correcta función de los dispositivos.

2. Los aditamentos o accesorios deben instalarse en la excavadora o retroexcavadora al inicio de las operaciones, según las instrucciones del fabricante. Es importante asegurar el cucharón de servicio, muchos accidentes han sucedido por no ajustarlo adecuadamente.  

3. Evitar sobrecargas de peso, tener en cuenta la capacidad máxima de la maquinaria y en caso de cambiar un aditamento se deben inspeccionar los sistemas de desconexión.  

4. Cuando terminen las labores, el operador deberá colocar la pluma en una posición segura, colocando el cucharón de servicio en el suelo y se deberá apagar la máquina.  

5. Nunca olvidar los cinturones de seguridad y las estructuras de protección contra volcamiento.

Todas estas medidas deben reforzarse con exámenes continuos a los programas de seguridad, los cuales siempre deben adaptarse a las condiciones de trabajo de la obra que se esté realizando.